El informe sobre el sector de la reforma del mes de julio editado por habitissimo, la plataforma digital del sector de la reforma, analiza los principales datos de la evolución del sector y las distintas solicitudes recibidas en los meses de verano. Una de las conclusiones de este informe ha sido que las solicitudes para arreglar humedades han aumentado un 130% durante el último año, poniendo en evidencia la preocupación por parte de los españoles de contar con una vivienda aislada y sin problemas de filtraciones antes de la llegada del otoño.

humedades en fachada
Las humedades y las filtraciones de agua pueden provocar un mayor consumo energético de la vivienda, llegando a aumentar el precio de la factura entre un 25% y un 30%.

La climatología adversa propia del otoño e invierno, y el envejecimiento del parque inmobiliario español, junto con su forma de construcción precaria y rápida, provocan la aparición de problemas de humedades y filtraciones.

Tal y como señala habitissimo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el 54% de las viviendas fueron construidas antes de 1979, es decir, antes de incorporar la primera normativa básica que exigió incorporar el aislamiento térmico como elemento constructivo. Así pues, más de la mitad de las viviendas españolas pueden tener problemas estructurales debido a las filtraciones de agua, por no contar con el correcto aislamiento.

Incremento de trabajos de impermeabilización

Los datos de este informe de habitissimo revelan un incremento interanual del 95% para las peticiones de los trabajos de impermeabilización de viviendas, previniendo así posibles problemas de humedades y filtraciones. “Hay que tener en cuenta que una filtración continua y sin tratar puede provocar daños importantes en los materiales constructivos. Si no se ataja el problema a tiempo, a la larga será necesario acometer obras de importancia para reparar problemas estructurales serios. Por este motivo, contar con una buena impermeabilización permite que cualquier inmueble se mantenga en perfecto estado durante mucho más tiempo”, añaden desde la plataforma habitissimo.

Además, las humedades y las filtraciones de agua pueden provocar un mayor consumo energético de la vivienda, ya que las superficies húmedas se enfrían rápidamente, lo que provoca tener que encender durante más tiempo la calefacción de la vivienda para conseguir el confort deseado. “Los contrastes térmicos pueden elevar la factura energética por encima incluso del 25-30% en casos especialmente severos de presencia de humedad”, afirma habitissimo.

Origen e importancia de las humedades

Las humedades pueden tener diferentes orígenes, siendo la condensación la más habitual. Esta suele aparecer en baños y cocinas, y se puede solventar, en la gran mayoría de los casos, con una mayor ventilación e iluminación natural. Otra fuente de humedad es la infiltración de agua, un problema estructural que suele afectar a viviendas unifamiliares o en los pisos superiores. En estos casos, el agua de lluvia puede penetrar a través de un techo con goteras, grietas y fisuras en la fachada, puertas o ventanas.

Este tipo de humedad llegará a la estructura de la vivienda desgastando su estructura. Por último, otro problema de humedades común es el relacionado con las fugas, que se manifiestan en forma de manchas oscuras en lugares más específicos como, por ejemplo, cerca de salidas de agua, en el baño o la cocina. La aparición de estas humedades puede significar problemas con una tubería. “En cualquier caso, cuando observamos una mancha de moho, grieta o decoloraciones en las paredes, lo mejor es acudir a un profesional que localice el origen de la humedad y pueda ponerle solución, ya sea aislando el problema de una zona en concreto o realizando una impermeabilización completa de la vivienda”, indican desde habitissimo.

Por otro lado, el coste medio de los trabajos para el tratamiento de humedades para una superficie de unos 10 m2 puede situarse en alrededor de 1.000 euros. Sin embargo, este precio puede variar y elevarse notablemente según el origen de la humedad (suelos o paredes) y el sistema elegido para su reparación, junto con las dimensiones de la superficie a tratar que también influyen de manera importante en el coste. “El presupuesto medio para arreglar problemas de humedades por capilaridad suele rondar los 1.040 euros, mientras que si se opta por impermeabilizar la vivienda de forma completa, el coste medio está en alrededor de los 2.430 euros“, afirman desde habitissimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Ir al contenido