Inicio » Eficiencia Energética » El presupuesto del PREE se amplía con 40 millones para la rehabilitación energética en Navarra y País Vasco

El presupuesto del PREE se amplía con 40 millones para la rehabilitación energética en Navarra y País Vasco

Publicado: 26/07/2021 Web: eseficiencia.es

El presupuesto del programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes (PREE) se amplía con 40,3 millones adicionales hasta alcanzar los 402,5 millones de euros, un 35% más de los 300 millones presupuestados originalmente. Así se establece en la resolución del

Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), una ampliación que se destina y asigna a cubrir las solicitudes presentadas al IDAE por las comunidades autónomas de Navarra (30 millones) y País Vasco (10,3 millones).

Instalación de envolvente térmica
El PREE estaba dotado originalmente con un presupuesto de 300 millones de euros y ahora alcanza los 402,5 millones.

Este incremento se enmarca en el componente 2 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), Rehabilitación y Regeneración Urbana. Al igual que en todas las líneas del plan, existe un reparto inicial con la posibilidad de ampliar el presupuesto en aquellos territorios que tengan suficiente demanda y agoten la dotación inicial. El PREE arrancó en agosto de 2020 con 300 millones y se ha ampliado en dos ocasiones hasta los 402.500.000 euros. Este programa finaliza el próximo 31 de julio.

Objetivos y actuaciones del PREE

En la actualidad, el parque de edificios español consume el 30% de la energía final, y tan solo el 0,3% de los edificios existentes ha realizado intervenciones en rehabilitación energética. En este contexto, el objetivo del PREE es impulsar la sostenibilidad de la edificación existente en España.

Para ello, el programa contempla actuaciones que abarcan desde cambios en la envolvente térmica, a la sustitución de instalaciones de generación térmica con combustibles de origen fósil por generación térmica basada en fuentes renovables –biomasa, geotermia, solar térmica, bomba de calor–, o la generación eléctrica renovable para el autoconsumo y la incorporación de tecnologías de regulación y control, así como la mejora en la eficiencia energética en la iluminación. Asimismo, el PREE pretende promover las actuaciones realizadas por comunidades de energías renovables o comunidades ciudadanas de energía.

Además de sus efectos positivos en la mejora de la eficiencia energética y el medio ambiente, otro aspecto destacable del PREE es su alcance social, ya que se concede especial atención a la concesión de ayudas para actuaciones de rehabilitación en edificios que acogen a colectivos vulnerables y afectados por la pobreza energética.

Cabe recordar que el IDAE elaboró con el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos (CSCAE) la ‘Guía práctica para la gestión de ayudas a la rehabilitación energética de edificios’. El documento pretende ser una herramienta de ayuda para facilitar la gestión técnico-administrativa en la tramitación del programa de ayudas PREE, así como para aportar conceptos fundamentales para acometer un proyecto de rehabilitación energética, a la vez que las ventajas de la integración de tecnologías de eficiencia energética y el uso de renovables en edificios.

Ir arriba
Ir al contenido